La industria local aporta el 14% de la riqueza de Sevilla

Seis empresas generan la mitad de esa actividad económica. Harían falta tres más con ese potencial para lograr el objetivo europeo de que la industria produzca el 20% de la riqueza

La plataforma Sevilla es Industria se ha marcado el reto de dar visibilidad a la actividad industrial asentada en nuestra provincia, que pivota sobre seis grandes empresas que aportan la mitad de toda la riqueza industrial sevillana con los 3.500 millones de euros que mueven de cifra de negocio, según los datos aportados ayer por el catedrático de Economía Manuel Alejandro Cardenete en un acto convocado en la Fundación Cruzcampo. Estas empresas líderes son Cobre Las Cruces (minería), Renault (vehículos), Siderúrgica Sevillana (acería), Heineken (cerveza), Aceites del Sur y Persán (detergentes). Las cuatro primeras pertenecen a multinacionales extranjeras de Canadá, Francia, Italia y Países Bajos, y el resto son locales.

Para explicar los modelos de las cuatro industrias sevillanas que cuentan con inversión internacional, la plataforma liderada por la Confederación de Empresarios de Sevilla convocó ayer a los embajadores y representantes diplomáticos de Canadá, Francia, Italia y Países Bajos a un debate sobre su apuesta por la provincia en la Fundación Cruzcampo, que en septiembre nombró como nuevo presidente a Jorge Paradela, que sustituye en el cargo al histórico Julio Cuesta. Paradela también es director de relaciones corporativas de Heineken España.

Antes del debate, el catedrático Cardenete expuso el impacto económico que ha tenido en la provincia de Sevilla la actividad de las seis empresas industriales más potentes. El dato más relevante que ofreció Cardenete es que con otras tres empresas industriales más con un potencial similar, que se sumen a las seis que ya hay, la provincia de Sevilla lograría el objetivo de que la industria aporte un 20% de la actividad económica de nuestro territorio, como marca Europa para 2020, frente al 14% que alcanza ahora el PIB provincial industrial. "Sevilla tiene parte del trabajo hecho y con otras tres empresas más como éstas llegaremos al objetivo 20/20 y nos permitiría ganar en estabilidad laboral", explicó el catedrático, quien avanzó que alcanzar este reto es vital teniendo en cuenta la previsión económica de estabilización en el crecimiento que se espera para los próximos años. "Queda mucho trabajo por realizar, pero los primeros pasos se están dando", añadió el experto, quien también es vicerrector de posgrado de la Universidad Loyola de Andalucía. En efecto, la Unión Europea se ha marcado el objetivo de que el 20% del Producto Interior Bruto provenga de la industria en el año 2020.

Cardenete expuso que las seis industrias citadas generan un 8,77% de la riqueza de Sevilla, concretamente del Producto Interior Bruto (PIB), lo que significa que generan la mitad de la riqueza industrial de Sevilla, ya que el PIB industrial de la provincia de Sevilla alcanza en la actualidad un 14%. El impacto de estas industrias sobre la producción es de 11.788 millones de euros y generan 22.238 empleos entre puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos.

El director de relaciones corporativas de Heineken España, Jorge Paradela, expuso que Sevilla es la octava provincia del país en valor añadido bruto (VAB) industrial y que las seis industrias han invertido cerca de 2.000 millones a lo largo de una década en Sevilla, además de generar 3.500 empleos directos y de invertir anualmente 10 millones de euros en actividades de responsabilidad social en Sevilla.

Para hablar de Renault intervino en primer lugar el ministro consejero para los asuntos económicos de la Embajada de Francia, Jean-Francois Collin, quien aseguró que Francia es el primer cliente de los productos españoles que se exportan y que hay 2.000 filiales de empresas francesas instaladas en España que generan un negocio de más de 80.000 millones de euros y emplean a 300.000 personas. En el caso de Sevilla, la presencia francesa aún es reducida, con sólo 70 empresas, por lo que el reto es desarrollar más esta presencia económica en la provincia. Respecto a Renault en Sevilla, explicó que nació en los años 30 del siglo pasado, que emplea a casi 2.000 personas y que el 90% de los 500.0000 coches que produce en España se venden fuera.

De Siderúrgica Sevilla tomó la palabra el ministro consejero económico comercial de la Embajada de Italia, Simone Turchetta, quien expuso que la empresa recicla 800.000 toneladas de chatarra y acero, que es el primer cliente del Puerto de Sevilla y que emplea a más de 300 personas y genera más de 500 empleos indirectos.

El embajador de Canadá, Matthew Levin, intervino para hablar de la apuesta de su país por Cobre Las Cruces tras calificar de "excelente e innovadora" la iniciativa de la plataforma Sevilla es industria y aseguró que ésta es la fórmula para llegar a otros socios y mercados. Levin explicó el interés de su país por invertir en España en el sector energético, en infraestructuras de transporte y sobre todo en el sector minero, donde es líder.

El presidente de los empresarios de Sevilla, Miguel Rus, apuntó a continuación que la inversión de Cobre Las Cruces ha sido la más elevada de la provincia en estos años de crisis y destacó los precios competitivos de cobre que ofrece en el mercado y el apoyo constante al emprendimiento.

Para hablar de Heineken intervino el embajador de los Países Bajos, Matthijs van Bonzel, quien señaló que la planta más moderna de la multinacional es la de Sevilla y elogió la cooperación entre la Universidad, las administraciones públicas y la empresa privada que se está dando en Sevilla por tratarse de "un triángulo de oro que es la llave para competir". Bonzel fue el único que destacó la apuesta de su país por la defensa del medio ambiente y por combatir el cambio climático con políticas, y concluyó destacando la importancia de aplicar las normativas europeas a los inversores americanos que quieran hacer negocio en Europa.

En el turno del debate, a preguntas del presidente de los empresarios de Sevilla, el embajador de Canadá respondió que las empresas mineras de su país valoran, a la hora de hacer inversiones en España, "la transparencia, la continuidad y consistencia de las políticas y reglamentaciones para tomar decisiones, el diálogo directo con las autoridades y la capacidad de esas autoridades para conceder autorizaciones en tiempos viables, previendo los tiempos que sean necesarios", apuntó Matthew Levin.

Sobre el inminente convenio de colaboración que firmarán Europa y Canadá, Levin comentó que cree que beneficiará a pequeñas y medianas empresas españolas que pueden subcontratar trabajos de infraestructuras, como ha hecho la sevillana Tecade con las estructuras del puente sobre el río San Lorenzo.

Para cerrar la sesión, el presidente de los empresarios de Sevilla preguntó al embajador de los Países Bajos por la importancia de los avances en el transporte fluvial, teniendo en cuenta el proyecto del dragado del Guadalquivir que busca aumentar el calado para navegar y sacar así más potencial a los 90 kilómetros de río entre Sevilla y Sanlúcar. Matthijs van Bonzel respondió sin dudarlo que el transporte por el río "es el más lento y el más barato", que "es mejor el río si no urge un transporte entre el punto A y B" y que sería una excelente adición a las otras opciones de transporte. Bonzel recalcó que "España tiene una excelente red de autopistas y trenes rápidos gracias a la Unión Europea, y el río puede añadir algo a esa opción".

Presentación D. Manuel Alejandro Cardenete

DIARIO DE SEVILLA

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies